miércoles, 27 de noviembre de 2013

Comunicado Día Internacional de la NO Violencia Contra las Mujeres




Comunicado a la opinión publica
25 de noviembre – Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres

Las mujeres a través de la historia, hemos sufrido toda clase de discriminaciones y violencias que han justificado una situación de inferioridad de estas, frente a los hombres, basados en creencias religiosas, culturales y biológicas que han permitido tal subordinación y que han fomentado una serie de obstáculos para que el goce de nuestros derechos, el acceso a la educación, la salud, la participación, la justicia,  entre otros, no sea una realidad para las mujeres.
Así mismo, miles de mujeres en el mundo y en especial en Cartagena y Colombia, han sufrido violencias físicas, sicológicas, sexuales y patrimoniales, que en muchos casos, ha terminado en asesinatos (feminicidios), en razón a ello, a nivel local, nacional e internacional se han realizado pronunciamientos de orden jurídico, de obligatorio cumplimiento en nuestro país tal como lo establece el artículo 93 de nuestra Constitución Política, el Estado Colombiano ha ratificado la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer – CEDAW de las Naciones Unidas y la Convención Interamericana para Prevenir,  Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer  "Convención De Belem Do Para". Por su parte a nivel interno se han creado leyes como la de 1146 de 2007 “por medio de la cual se expiden normas para la prevención de la violencia sexual y atención integral de los niños, niñas y adolescentes abusados sexualmente” y la Ley 1257 de 2008 “ley de No Violencias contra las Mujeres”, solo por mencionar algunas.
Hoy, luego de un largo camino en el trajinar del reconocimiento de los derechos de las mujeres a nivel jurídico e incluso, social y Cultural, el panorama sigue siendo desalentador, es común ver, escuchar y leer en los diferentes medios de comunicación, en las calles y en la casa, episodios de violencias (verbales y físicas) contra las mujeres, que evidencian y profundizan la discriminación hacía las mujeres como si no fueran seres humanos en igualdad de condiciones frente a los varones, esto conlleva al no cumplimiento de los Tratados Internacionales, las leyes Nacionales e  incluso la Política Públicas de Mujeres en el Distrito de Cartagena de Indias.
Es por esto que, hoy 25 de noviembre de 2013, las organizaciones que hacen parte de la Mesa del Movimiento Social de Mujeres de Cartagena y Bolívar, marchamos, hacemos un enérgico pronunciamiento y exigimos  que:
-          La Administración Distrital y el gobierno Departamental se sirvan dar de cumplimiento a lo pactado en los ordenamientos jurídicos de carácter local, nacional e internacional y cumplan sus competencias constitucionales de prevención y protección a las DDHH de las mujeres.
-          La administración de justicia, realice seguimiento e investigaciones efectivas y eficaces en los casos de violencia contra las mujeres, en especial ante la violencia sexual y el abuso a defensoras de derechos humanos.
-          La administración Distrital y de justicia, de garantías para el acceso a la justicia para las mujeres, comenzando con el fortalecimientos de las Casas de Justicia y las Comisarías de Familia.
-          La Administración Departamental desarrollen actividades contundentes de prevención de la violencia contra las mujeres.
-          La sociedad civil, rechace las violencias contra las mujeres, no la justifique y menos culpabilice a las víctimas.
-          Los medios de comunicación son importantes para incidir en un cambio de aptitud y comportamiento en la sociedad, por lo que pedimos que cumplan su papel social y no permitan que la publicidad y los programas de comunicaciones contengan mensajes de discriminación, comercialización del cuerpo de las mujeres, por tanto,  adopten la perspectiva de género en sus emisiones y visibilicen las violencias y discriminaciones que contra las mujeres se presentan.
Por su parte, la Mesa del Movimiento Social de Mujeres de Cartagena y Bolívar y las mujeres en general, manifestamos nuestro descontento frente a la omisión de la administración local y departamental en las causas de las mujeres y exigimos a una sola voz, que estas, en calidad de garante de la seguridad y la convivencia ciudadana, asuman una postura acorde a sus funciones y que no se queden en marchas de rechazo a la violencia, exigimos una actuación efectiva.

La Mesa del Movimiento Social de Mujeres de Cartagena y Bolívar se encuentra indignada y no tolera un acto de violencia más contra las mujeres.

martes, 26 de noviembre de 2013

"ESTAMOS INDIGNADAS"


Bajo ese titular registró el Q`Hubo nuestra movilizaciòn de ayer.

Video: Mujeres Indignadas contra todo tipo de violencias



Link del video en You tube

Muchas cracias a  Gao del Colectivo Calleshortbus C/gena por realizar el registro.

Fotografias: Marcha de Mujeres Indignadas































Por: Soledad B.M.

Cartagena de Indias
Nov. 25 de 2013

MUJERES LLAMARON LA ATENCION DEL DISTRITO



Pese a las marchas y en general las manifestaciones de rechazo por la violencia hacia las mujeres, estos hechos no cesan y van 3 mujeres asesinadas en Cartagena, en los últimos 20 días.
Estos casos hicieron una vez más que la Mesa del Movimiento Social de Mujeres, que reúne a más de 18 organizaciones entre las que se encuentran la Red de Empoderamiento de Mujeres de Cartagena y Bolívar, Funsarep, Colectivo de Abogadas, Amiga, Funda Familiar, entre otras, alzaran su voz.
El Día Internacional contra la Violencia de Género, que se celebró ayer, fue la fecha ideal para que alrededor de 200 mujeres marcharan, a las 3:30 p.m., desde la India Catalina hasta llegar a la Plaza de la Aduana.
“Es un llamado para que los gobiernos distrital y departamental tomen acciones para el bienestar y protección de las mujeres”, instó Yaneth Jiménez Herrera, secretaria técnica de la Mesa del Movimiento Social de Mujeres. “Este año no han habido hogares de acogida para las mujeres que están amenazadas de muerte, cómo se van a animar a denunciar si no tienen para donde coger”, cuestionó la entrevistada.
Las manifestantes, muchas de ellas, quienes apoyan los procesos de denuncia y acompañamiento de las víctimas, pidieron también protección para ellas que también reciben amenazas y se enfrentan a los agresores.
Por último, cuestionaron la efectividad de la justicia, “no queremos que estos hechos violentos en contra de las mujeres sigan quedando en la impunidad”, dijeron.
Ruta
Las mujeres que son víctimas de violencia deben presentar la denuncia ante la Fiscalía o Comisaría de Familia, luego dirigirse  a Medicina Legal y el Distrito, a través de la Secretaría de Salud deberá brindarle asesoría jurídica y psicológica.
Últimos hechos
- Lisbeth Mar Yidios, de 22 años, murió en Olaya sector 11 de noviembre. Supuestamente Kennyer Alberto Meza Contreras, vecino y amigo de toda la vida le propinó dos cuchilladas.
- Maritza Julio, de 41 años, murió a las 11:30 a.m., del sábado, en el barrio 20 de Julio sector Villa Rosa, un sicario le propinó un balazo en la cabeza.
- Sormile Ciro Orozco, de 31 años, murió como consecuencia de 5 heridas, que le propinaron en la tarde del sábado. De estas dos últimas se desconocen los victimarios. Ambas eran amas de casa.

sábado, 23 de noviembre de 2013

Movilización del Dia Internacional de la NO VIOLENCIA Contra las Mujeres


MUJERES INDIGNADAS!!
MUJERES EN MOVIMIENTO!!

 Estamos indignadas por tanta violencia cometida contra nosotras, por tanta indiferencia y tanta impunidad; razón por la cual les invitamos a que nos acompañen el próximo lunes 25 de noviembre día Internacional de la NO VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES a movilizase contra todo tipo de violencias.
Lugar: Centro –India Catalina
Hora: 3:00 PM
Convoca: Mesa Del Movimiento Social de Mujeres de Cartagena y Bolívar

¡Contamos con tu asistencia y sororidad!

Nota: Toda la que quiera puede ir en minifalda como una forma de resistencia y protesta.

lunes, 18 de noviembre de 2013


MUJERES INDIGNADAS
COMUNICADO DE LA MESA DEL MOVIMIENTO SOCIAL DE MUJERES DE CARTAGENA


La Mesa del Movimiento Social de Mujeres de Cartagena y  Bolivar  RECHAZA enérgicamente la brutal agresión sufrida por JESSICA PAZ SEDAN, quien,  la noche del ocho de noviembre fue víctima de violación e intento de asesinato en la Avenida El Pedregal del barrio Getsemaní.
El horror y el dolor experimentado por Jessica es nuestro propio dolor. EXIGIMOS  a las autoridades del distrito de Cartagena tomar medidas rápidas y efectivas para que estos hechos no vuelvan a repetirse en la ciudad.
La violencia sexual se constituye en un serio problema de discriminación de género contra las mujeres, adolescentes y niñas, con graves consecuencias físicas y psicológicas en sus vidas. Según cifras  reportadas por el Instituto Nacional de Medicina Legal  en los dos últimos años, y el análisis realizado por diferentes ONG,  la violencia sexual  sigue incidiendo de manera alarmante en la vida de las mujeres. A partir de los casos informados,  hay claridad respecto a los escenarios donde se presentan más agresiones sexuales contra las mujeres en la ciudad de Cartagena. Entre ellos, además de la propia vivienda,  están las calles y vías públicas, instituciones de hospedaje, hoteles, residencias o moteles.  Esto pone en evidencia el grado de desprotección en el que vivimos las mujeres y la preocupante inseguridad que enfrentamos en el espacio público. También hay suficiente claridad sobre los principales autores de la violencia sexual contra las mujeres y niñas. El mayor grupo lo constituyen agresores desconocidos sin identificar (un 29 por ciento). De manera que  no se explica la razón por la que los entes responsables de la prevención de la violencia contra las mujeres no impulsen las acciones necesarias para prevenir estas situaciones y generar seguridad a las mujeres.
Nos INDIGNA que cada día tengamos que lamentar una nueva agresión, violación, o feminicidio contra las mujeres. Que el horror y el sufrimiento vivido por cada mujer golpeada, violada o  asesinada se quede en un titular de prensa, en una breve noticia en televisión, en un relato más de las estadísticas sobre violencia contra las mujeres.
Nos INDIGNA que no haya una implementación de los programas contemplados en la Política Pública de Mujeres para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres, y que la Ley 1257 de 2008 se quede en letra muerta.

NI UNA MUJER MAS VIOLADA!  NI UNA MUJER MAS AGREDIDA!
NI UNA MUJER MAS ASESINADA!
NI UNA MAS!!!

jueves, 11 de julio de 2013

LAS MUJERES Y DERECHO A LA SALUD[1]


DOCUMENTO PRESENTADO EN AUDIENCIA PÚBLICA 
ANTE EL CONCEJO DISTRITAL DE CARTAGENA DE INDIAS.
                                                                                                                            

La Mesa del Movimiento Social de Mujeres de Cartagena y Bolívar considera que la ciudad tiene una deuda pendiente con las mujeres a todos los niveles, pero muy especialmente en el campo del Derecho a la Salud.


Aunque reconocemos que en los últimos años han existido esfuerzos de toda índole para reorganizar el modelo local de salud, la realidad alcanzada dista de ser la deseada y de tender hacia un Sistema Distrital de Salud en términos de igualdad y equidad para todas las personas. No es necesario hacer muchos estudios para mostrar la amplia crisis del sistema de salud del Distrito; la ineficiente política pública local para ser un órgano rector que promueva y proteja la salud de la ciudadanía; la enorme insatisfacción de la ciudadanía, y la falta de ética existente tanto en las aseguradoras (EPS) como instituciones prestadoras de salud, y en el quehacer de más de un profesional tanto administrativo como sanitario en relación a la prestación de la atención.

Así mismo el modelo de atención existente  se caracteriza, por un lado, por priorizar y centrarse en el hospital y derivado exclusivamente al tratamiento médico de individuos enfermos (una atención meramente curativa y medicalizada). Y por otro, privilegia  la mercantilización de la salud y el beneficio económico de las entidades aseguradoras y prestadoras de los servicios, traduciéndose en una insuficiente calidad en la prestación de los servicios y en un constante maltrato y actitudes abusivas tanto administrativas como de praxis asistencial hacia  lo/as pacientes. Como resultado de todo ello, por todo el mundo es conocido,  las demoras en las citas, los obstáculos en pruebas o exámenes


complementarios, la desatención, la falta de atención oportuna, adecuada y especializada; las complicaciones innecesarias en enfermedades crónicas; el incremento de enfermedades transmisibles; el rechazo de pacientes en urgencias; las muertes anticipadas, etc. Y se demuestra que la mera cobertura de afiliación no significa atención adecuada y digna ni protección de la salud.


Así, cabe señalar que:

El modelo es incapaz de entender y garantizar la salud como un derecho fundamental, integral, indivisible y esencial por su conexividad con el derecho a la vida.

Las directrices de la OPS y OMS se desconocen en relación a  los conceptos y la estructura de promoción de la salud;  y no se contempla la promoción de la salud vista como una dimensión de la calidad de vida de toda la población.


La estrategia de Municipios y Comunidades Saludables promovida tanto por la OPS como por la OMS no se reconoce y los principios y orientaciones ni se incorporan ni se implementan por parte del gestor de la salud del Distrito. La salud no se incorpora en un sentido amplio e integral en la agenda de gobierno y no se impulsa la formulación e implementación de políticas públicas saludables en el ámbito local. Como consecuencia estamos lejos de ser un municipio saludable y que protege la calidad de vida de sus habitantes.


El modelo de Salud del Distrito, pese a ser municipio piloto en la unificación de las prestaciones de los regímenes subsidiado y contributivo[2], continúa generando desigualdades e inequidades en la accesibilidad y la atención integral de salud.


En este marco las mujeres de Cartagena enfrentamos grandes dificultades para ejercer nuestro derecho a la salud y para que se escuchen nuestras necesidades y demandas:

La incorporación de la perspectiva de género en el campo de la salud (sostenida por la OPS y la OMS) tanto en las políticas, como en las investigaciones y en la promoción y atención de la salud se queda en mera retórica.
 
El binomio madre-hijo sigue siendo el asunto prioritario para las políticas y los servicios de salud y en este contexto se sigue centrando y reduciendo, en granmedida, las prioridades de atención a la mujer y vinculadas a su función reproductora y maternidad.

§  Los programas y servicios de salud siguen reproduciendo relaciones de poder-subordinación y estereotipos sexistas desconociendo a la mujer como sujeto de derechos y ciudadana.

§ Se sigue manteniendo asimetrías en el acceso y uso de los recursos y beneficios de la atención en salud. Y no se desarrollan suficientemente las opciones y la autonomía de la mujer para tomar decisiones sobre su vida, su cuerpo y sexualidad.

§  En el análisis de las diferencias y asimetrías es preocupante que el sistema de salud sigue desconociendo las demandas de las mujeres y no amplia suficientemente en los servicios las opciones de promoción, protección y mantenimiento de la salud

§   Sigue siendo preocupante la situación de la mujer adulta mayor en relación a los servicios de salud. La feminización del envejecimiento es una tendencia consolidada en el Distrito y la mirada social e institucional está provista de una perspectiva asistencial-caritativa  que incide desfavorablemente en los servicios de salud. A pesar de algunos aislados esfuerzos, la protección en salud es marcadamente insuficiente durante la vejez y el enfoque diferencial por género y edad no se tiene en cuenta prácticamente.

§   La situación de la mujer en relación a su salud se agrava al no incorporar la perspectiva étnica en los análisis de los procesos de salud-enfermedad, en la formulación de los programas y en la atención.


Este sistema excluyente y mercantilizado ha terminado afectando particularmente a nosotras las mujeres, a  nuestra salud y a nuestra calidad de vida. En este contexto el derecho a la salud (incluidos los derechos sexuales y reproductivos)  de las mujeres no es garantizado en el Distrito y enfrentamos grandes dificultades para ser reconocidas como ciudadanas con plenos derechos y en particular poder ejercer el derecho a la salud y los derechos sexuales y reproductivos


Algunos datos y cifras
Las causas de morbilidad y mortalidad del Distrito, en estos últimos años evidencian un proceso epidemiológico mixto de carácter prolongado, en donde acontecen simultáneamente las causas asociadas a enfermedades infecciosas y las enfermedades crónicas no transmisibles, más vinculadas a los procesos de urbanización.

Las mujeres y la afiliación al sistema de salud
En salud, la afiliación de las mujeres al sistema de salud en gran parte se hace a expensas del régimen subsidiado. En el año 2011 la población afiliada al régimen subsidiado en el Distrito era de 410.226 personas. Esto significa que aproxima­damente entre el 52 y el 54 por ciento de las mujeres cartageneras acceden a servicios de salud a través de unas prestaciones que siguen evidenciando dificultades de accesibilidad y limitaciones por distintas causas.



La mera cobertura de afiliación no garantiza a la mayoría de mujeres cartageneras los principios de universalidad, oportunidad, igualdad y equidad en la aten­ción en salud. A la mayoría de mujeres que viven en condiciones de mayor vulnerabilidad, con bajos ingresos y menor calidad de vida, se les limitan y condicionan los servicios de atención y no se les cubre de manera integral y oportuna las necesidades y requerimientos en salud en las mismas condicio­nes que aquellas personas que disponen de más recursos y posibilidades.



La situación se agrava con la crisis de infraestructura asistencial –centros de atención y hospitales- que afecta particularmente a las mujeres y de manera singular a las mujeres que viven en condiciones de pobreza y extrema pobreza por la crisis de infraestructura asistencial (el número de mujeres sisbenizadas para el año 2011, según Departamento Nacional de Planeación alcanza la cifra de 310.501 y representan el 52% de la población beneficiaria del Sisben. Son alrededor del 63 % del total de las mujeres de Distrito).


Las enfermedades
La complejidad del perfil de enfermar y morir se acentúa en los grupos sociales más pobres de la ciudad (más del 40% de la población)[3], por la tendencia a padecer las enfermedades infecciosas y parasitarias -sin una disminución sustancial- con un

incremento rápido de los procesos crónicos. Afectará particularmente a la poblaciónafrocolombiana y en especial al 63 por ciento de las mujeres que residen en condiciones de pobreza e ingresos bajos[4].

Las afecciones de la salud de la mujer están relacionadas primordialmente con procesos y patologías de tipo infeccioso, (en particular respiratorio, gastrointestinal, de piel, vías urinarias y vaginal); cardiocirculatorio (hipertensión); nutricional (anemia); y con patologías de causa externa relacionadas con heridas y traumatismos, indicando el aumento de la violencia contra la mujer en el Distrito (muchas veces subregistrada).

Las mujeres y enfermedades transmisibles
Los últimos años se caracterizan por una tendencia a agravarse tanto la salud colectiva como la individual de la población cartagenera,  al incrementarse la incidencia de enfermedades infecciosas transmisibles que parecían controladas –dengue, dengue hemorrágico, malaria, tuberculosis, sífilis congénita, leptospirosis, Sida…-. La ausencia de un verdadera política de salud enfocada a la promoción y prevención de la salud colectiva y un sistema poco eficiente y eficaz de vigilancia y control epidemiológico, conducen a una mayor incidencia de estas enfermedades  particularmente, en la población de los sectores populares y pobres de la ciudad, en donde reside la  mayoría de la población afrocolombiana. Las mujeres, en estos últimos años, presentan, también, un incremento de casos.

Las mujeres y el VIH/SIDA
En el abordaje de las enfermedades infecciosas transmisibles, por sus procesos particulares  epidemiológicos, relevancia sanitaria  y sus implicancias sociales y económicas, cabe referirse de manera particular a la infección por VIH/SIDA en la ciudad. Las edades comprendidas entre los 15 y 44 años son los más afectadas con un predominio en el hombre (66,6%) con respecto a la mujer (33,3%).
La vía de transmisión principal es por relaciones sexuales heterosexuales (70%), con respecto a la homosexual (11%) y en menor proporción la bisexual (4%).  El 81 por ciento de las mujeres son contagiadas por vía sexual. La transmisión por contacto heterosexual está aportando cada vez más mujeres contagiadas. El número de mujeres infectadas


aumenta más de prisa que el de los hombres y la tendencia epidemiológica en el Distrito es de una mayor afectación de la mujer en el transcurso de los años.
Cuando la epidemia se inició, en 1999, en la ciudad por cada 20 hombres una mujer era portadora del virus y finalizando el año 2010 la relación es  de aproximadamente 2 hombres por 1 mujer infectada.  Existe, en el transcurso de los años, una relativa generalización de la infección aumentando el número de mujeres infectadas puesto que viven condiciones de subordinación frente al hombre y, aunque conozcan como protegerse contra la infección, con frecuencia, no pueden ejercer su derecho de prevenir el contagio.

La mortalidad de la mujer
De las diez primeras causas de mortalidad del Distrito, la mujer se observa más afectada en seis de ellas. El sexo femenino, para el año 2011, resultó ser el más afectado en la hipertensión arterial, neumonía bacteriana, choque séptico, enfermedad cerebrovascular isquémica, insuficiencia cardiaca congestiva y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Cuando se observa específicamente las primeras causas de mortalidad en el sexo femenino se observa: sepsis (23,6%), neumonía (18,8%), enfermedad cerebrovascular (12,5%), infarto agudo de miocardio (12,3%), hipertensión arterial (7 %), y el tumor maligno de seno (6,2%) constituyen las seis primeras causas de muerte de las mujeres cartageneras.

Las mujeres y la violencia
La violencia cotidiana contra las mujeres adquiere dramáticas dimensiones. Diariamente, las mujeres cartageneras son víctimas de violencia física, psicológica, sexual, patrimonial y económica en el seno familiar, en la calle, en los centros educativos, en el ámbito laboral, instituciones de salud, dependencias públicas y en otros espacios. De forma progresiva se va convirtiendo en causa epidemiológica y motivo de salud pública en el Distrito. Al respecto se  debe considerar la dimensión y relevancia que va adquiriendo la violencia contra las mujeres como afectación de la salud en las mujeres en todas las edades, condiciones y étnias/raza.

La tasa de homicidios contra la mujer se ha ido incrementando en el municipio. Para el 2009 era de 2,48, en el 2010 alcanzó el valor de 3,87 y en el año 2011 fue de 5,05. Asimismo,  el número de homicidios femeninos, en los últimos años,  se ha ido incrementando en la ciudad. Según el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses 11 casos del total de las 25 mujeres asesinadas en el año 2011 correspondieron las muertes violentas de las mujeres relacionadas con la violencia sexista (feminicidios).

La Razón de Mortalidad Materna 
La mortalidad materna desde el punto de vista de salud pública es un evento que afecta a todas las mujeres y en particular se concentra entre las mujeres que viven en condiciones de pobreza[5]. La Razón de mortalidad materna es un indicador que reconoce, internacionalmente, la calidad del servicio a favor de la mujer, y su reducción depende de la mejora sustancial en la calidad de los servicios de salud, con programas de atención especializados e integrales a mujeres embarazadas.

Las tasas (Razón) siguen indicando deficiencias tanto en la adecuada accesibilidad como en la calidad de los servicios asistenciales del Distrito y tienen un comportamiento muy fluctuante que pone en cuestionamiento las estrategias para la disminución sostenible. El incremento en estos últimos dos años ha sido ostensible. Para el año 2009 la razón era de 29,2 mientras en el año 2012 alcanzó el valor de 45,8 incrementándose con respecto al año 2011 (En 2010 (59,4) y 2011 (31)).


RECOMENDACIONES

  - Que el sistema de salud  garantice la atención y protección  integral a las mujeres cartageneras, mediante  un servicio de atención  diferencial, teniendo en cuenta la etnia, edad, opción sexual, territorial, capacidades diferentes y las mujeres en situación de desplazamiento, de manera que permita mejorar la calidad de los servicios. 

   - Así mismo,  el sistema salud  debe hacer énfasis en una atención a la  salud preventiva de las mujeres,  donde se identifican a tiempo las  enfermedades de alto riesgo y seguramente se puedan atender las pacientes de manera oportuna, evitando la  mortalidad de las mismas. Es sistema de salud debe implementar de manera urgente,  articulada y participativa la estrategia  de promoción, atención y prevención de los embarazos a adolescentes y a las jóvenes, contemplados en el CONPES 147, a  través de proyectos de vida. 

   - El DADIS, como organismo de control y prevención de la mortalidad materna, debe garantizar a  la población de mujeres embarazadas,  programas de atención integral con especialistas  en la materia,de manera que se identifiquen a tiempo los riegos producto del embarazo sobre todo en aquellas mujeres adolescentes. 
  
   - El  DADIS, como autoridad en la prevención y promoción de los derechos sexuales y derechos reproductivos, debe desarrollar campañas constantes de prevención de enfermedades de transmisión sexual y cáncer de cuello uterino. 

  - Así mismo, el DADIS debe liderar   capacitación a  funcionarios,  funcionarias y equipo médico en atención a  usuarias desde un enfoque de género y diferencial.

¡Las mujeres cartageneras no  podemos  seguir muriendo, por falta de una atención en salud de calidad!


MESA DEL MOVIMIENTO SOCIAL DE MUJERES DE CARTAGENA Y BOLIVAR.
Julio 5 DE 2013



[1] Las ideas fundamentales de este Documento están  tomadas de Casanovas Lluis: Informe Mujer, Salud y Sida. Observatorio de Derechos Sociales y Desarrollo, ODESDO, 2011.

[2] Respondiendo a la Sentencia de la Corte Constitucional, el Gobierno implementa en distintos municipios un proceso piloto de la unifi­cación de las prestaciones del régimen subsidiado y del régimen contributivo en salud. Cartagena fue escogido como municipio piloto. En la práctica no se ha implementado satisfactoriamente.
[3] Para el 2011, la tasa de pobreza es de 33,4% y la pobreza extrema alcanza el 4,7%
[4] El número de mujeres sisbenizadas para el año 2011, según Departamento Nacional de Planeación alcanza la cifra de 310.501 y representan el 52% de la población beneficiaria del Sisben. Son alrededor del 63 % del total de las mujeres de Distrito.
[5] Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) los cinco factores más frecuentes que representan el 70% de las muertes maternas son: hemorragias graves, infecciones, abortos peligrosos, trastornos hipertensivos   (preeclampsia y eclampsia)  y parto obstruido. Todos ellos se encuentran muy relacionados con la falta de un control pertinente durante la gestación y una  atención adecuada durante el parto por el personal capacitado Según la OMS/OPS, para reducir la mortalidad materna es imprescindible la inversión en los sistemas de salud, y en especial en la formación de parteras y en la atención obstétrica de urgencia disponible las 24 horas del día.